Moises Fabra, ex militante por principios, ex ganadero por obligación.

Nos encontramos en la finca “les Tereioles” en el término municipal de Xerta, un pequeño pueblo del sur de Catalunya bañado por río Ebro. Estas tierras de la provincia de Tarragona, son conocidas como las Tierras del Ebro, es como la Galia, pero aquí sus ciudadanos luchan por no perder una de sus tradiciones más arraigadas y queridas, la de los toros.

 

Hoy hablamos con Moises Fabra, alcalde de Xerta y hasta el día de ayer propietario, durante una década, de la ganadería Assut. El empezó buscando su toro en el encaste Domecq pero terminó seducido por el picante del encaste Santa Coloma, un cambio muy brusco pero esto del toro no es una ciencia exacta, aquí el que busca resultados a corto plazo se ha equivocado de profesión. Sus animales siempre se caracterizaron por su impecable presentación.

 

Llegamos a la finca, no hace ni 24 horas que se han llevado los animales, pero su ausencia ya se nota, el ambiente es frio. Su olor sigue presente, pero sus sonidos se echan en falta. Paseamos por la finca, cercados y recordamos los días en los que allí había utreros, erales, vacas, toros… ¡qué tiempos! Tras la vuelta vamos hacia la plaza de tientas donde hace pocos días se celebró la última capea, la de despedida, una fiesta agridulce. Entramos dentro y nos sentamos mirando las bonitas montañas de los Puertos de Tortosa-Beceite. Seguimos hablando, una charla distendida, larga, el ganadero tiene muchas ganas de explicar anécdotas y vivencias de estos 10 últimos años, pero a la vez se le nota triste y enrabietado por cómo ha transcurrido todo.

 

Le sugerimos que hagamos un flashback, para situarnos y saber cómo empezó esta historia

“Todo empezó por afición”, explica el ganadero; “Empezamos criando una vaca con biberón, nunca antes habíamos tenido animales bravos, le fuimos cogiendo cariño y poco a poco, sin darnos cuenta, ya estábamos con 12 vacas, un toro y un cabestro. La primera salida fue una embolada en Alcanar con el toro “Novato”. Y en el 2004 empezó todo en serio, creamos el hierro, se ampliaron las fincas de pasto y las instalaciones, se seleccionaron los animales y ya teníamos unas 60 vacas más los toros” Los inicios no son fáciles pero lo más difícil es elegir bien las reses. “Algunos dicen que para hacer toros por las calles sirve todo tipo de toro, cosa que yo no comparto, ya que cada encaste tiene sus características: unos tienen más movilidad, otros tienen menos, unos humillan más, etc.” Fijar o tener claras las características del toro que buscas es elemental “En mi casa yo siempre he procurado tener un poco de movilidad con picante y esto lo he logrado conseguir en los dos últimos años, principalmente gracias al cruce entre las vacas del terreno y un toro de procedencia Santa Coloma. Esto me ha dado una movilidad importante y una dureza para trabajar las calles de las vacas del terreno y el picante del toro del encaste Santa Coloma, este encaste es lo que pienso que deberían tener todos los ganaderos que se dedican a la calle”. Nos comenta el ganadero que al principio probó con el encaste Domecq y que le salían animales buenos para la capa y la chaqueta de los rodadores, pero él quería más picante en sus toros “Hay mucha diferencia entre la tontería que gasta el encaste Domecq y el picante y respeto que impone el encaste Santa Coloma.” El ganadero insiste con lo del encaste Domecq, nos comenta que no le terminó de gustar y que fue uno de sus errores “Si ahora volviera a empezar, no tendría ninguna duda, elegiría Santa Coloma, ya que es el que mejor resultado me ha dado. Esto mezclado con las vacas del terreno.” Tras estos inicios, la ganadería empezó a crecer y sus animales se lidiaron por las tierras del Ebro y por la zona norte de Castellón. El número de cabezas en la finca fue variando, aquí influyen muchos factores: contratos previstos, ingresos, lluvias, calidad de las camadas… “En nuestro momento más álgido, temporada 2013, llegamos a tener casi 100 vacas de vientre”. 

El ganadero nos comenta que esta punta de vacas fue temporal, que al finalizar el agosto las que no le gustaban ya se enviaron al matadero. Los inviernos son largos y uno no se puede permitir el capricho de dar de comer a vacas que no destacan.Estando en la plaza de tientas es fácil que salga el tema de la selección de los animales: “Los pueblos son una gran selección, pero antes de los pueblos los animales jóvenes se probaban en diferentes tientas en la plaza de la propia finca, unas 15 o 20.” Explica el ganadero “Aquel animal que iba de menos a más, que tenía durabilidad, que tenía sentido… este es el que se quedaba en la finca. Todos los toros que no aguantaban ni daban la talla en esta dura selección de las 15 o 16  capeas en la plaza, pues no llegaban a adultos en nuestra casa”. 

La verdad es que es una curiosa manera de seleccionar, no se emplea el caballo para medir la bravura, pero para nada se puede decir que no sea una prueba dura. Las calles ponen a cada animal en su sitio, las cualidades que se buscan son muy diferentes a las que se persiguen en la plaza y hay posibilidad de ver un animal varias veces. Uno de los sueños de un ganadero es llegar a tener su ganadería de la mano. “Siempre estás buscando y profundizando, el toro bravo no es como una carrera en la que llegas a la meta y ya puedes pararte, aquí hay que seguir. Se cambian los sementales, se cambian las vacas de vientre, se cambian muchas cosas en busca de una continuidad, por lo tanto, creo que nunca, nunca un ganadero puede decir que ha llegado a su meta de tener la ganadería en su punto máximo.”  Le insistimos en la idea y nos comenta: “Nosotros últimamente estábamos en un muy buen nivel”, repite el ganadero, “muy buen nivel. De entre todas las vacas de vientre que tenía, 10 vacas me las hubieses jugado por cualquiera, a nivel de toro de la calle, ante cualquier ganadero y plaza de España. Las otras no llegaban a este nivel, por lo tanto, aun teníamos margen y recorrido por hacer”. Nos encontramos en la finca principal del ganadería “Tereioles”, una extensión de 4,5 ha situada en el término municipal de Xerta. A esta hay que sumar otras fincas arrendadas y monte común donde también pasaban un tiempo los animales. La plaza para las capeas tiene unas preciosas vistas de las montañas de los Puertos de Tortosa-Beceite, está a los pies de la cordillera.La comida, otro aspecto básico en una ganadería. “El pienso es vital y básico para todo ganadero de toro bravo. Abaratar su cría sólo se puede hacer tirando los animales al monte y que pasten, pero esto no quiere decir que con esta alimentación estén preparados para soportar la lidia. Los animales bravos que se tiran al monte, han de reforzarse con pienso y productos adecuados, ya que si no es imposible que puedan aguantar una tarde en la calle, ni tendrían la musculatura ni la preparación física ni respiratoria para hacerlo.” El ganadero sigue: “yo considero que es más importante coger una línea regular de dosificación del pienso día a día, tanto si es invierno como si es verano, que no tirar una temporada larga las vacas en el monte. Nosotros conseguimos tener los animales perfectos y bien presentados con 2kg animal/día acompañado de otros productos como el maíz o la piel de almendra. Los animales siempre han de estar con una alimentación regular y adecuada”.

 

 

Se nota que lo tenía todo controlado, el tema alimentación es muy importante y más ahora que los precios del pienso son desorbitados. Lo de tener una ganadería más que ser un negocio se está convirtiendo en un artículo de lujo en un hobby, se ha de meter dinero del bolsillo más que ganarlo. Subida precio piensos, reducción de los festejos, bajada precio de las actuaciones, le preguntamos si era rentable: “No era rentable, si lo hubiera sido no hubiésemos llegado a esta situación. ¡Con la afición que tengo hubiese continuado con la ganadería muchos años más!”, exclama Moises Fabra; “Siempre había tenido claro que mis animales habían de estar fuertes y bien presentados, para dignificar la figura del toro, aparte de la bravura y movilidad que buscaba. Yo si hubiese tenido mis toros delgados o no hubiera podido darles la ración diaria de comida, que considero adecuada, ya hubiese cerrado antes la ganadería. Creo que he tenido la suerte de tener siempre unos animales impecables en cuanto a presentación. Una clara muestra es que ayer se llevaron los últimos animales y como puedes apreciar por la finca aún hay balas de paja y el silo de pienso está lleno. Hasta el último día que estuvieron en la finca, se los trató y alimentó como merecían.” Poco se le puede reprochar a un ganadero que priorizaba siempre la alimentación de sus animales. Escuchándole y viendo su amor por el toro, es lógico que uno se pare a pensar los motivos de la venda de la ganadería “el primero fue tener la oportunidad de vender bien la ganadería, pero de todo un poco, es un conjunto de circunstancias las que se dan”. El ganadero nos explica más detalles: “No todo el mundo que quiere vender, tiene la suerte de encontrar un comprador y hacerlo a un precio justo. He tenido varios compradores y he adinerado bien los toros y vacas, pese a la crisis económica actual. Supongo que en esto influencio el que nos encontráramos en nuestro mejor momento, había animales de calidad. Se ha vendido en varios lotes, no todo se ha ido a la misma finca”. Se toma unos segundos, se nota que vender la ganadería no es nada fácil “las circunstancias son complicadas y lo motivos que nos han llevado a vender son diferentes, pero…”, vuelve a tomarse unos segundos, “los trenes pasan y has de subir si quieres llegar al destino”, –Suspira el ganadero; “Creo que este era mi tren y he subido, ya que no se si habría vuelto a pasar”.

Hablamos de sus últimas actuaciones y comentamos que una fue en su pueblo. Nos explica que fueron tardes de vacas muy importantes, pero recalcando que en la última en Camarles los animales estuvieron cumbre, por lo que se ha marchado con un gran sabor de boca. “He vendido la ganadería cuando esta estaba en el punto más alto, tenía un gran corro de vacas.”

No resulta extraño como se produjo todo, muy rápido, por lo que le preguntamos que si cuándo cargaba los toros en aquella tarde de diciembre, si él ya sabía que era la última vez que se embarcaban: “Para nada, para nada tenía en mente vender la ganadería en aquel momentos, de hecho 2 semanas antes de vender ya tenía cerradas varias tardes para el verano, que ahora he tenido que anular”.

 

Ahora la conversación cambia de tercio y nos centramos en las particularidades de Cataluña, aquí a las ganaderías y a la fiesta de los toros les afectan más cosas que al resto de lugares, la presión anti taurina y el poco apoyo de los políticos están mermando mucho a este sector, ya de por si débil con la actual crisis económica.  Fuerte presión anti taurina, una ley nueva, prohibición de hacer corridas de toros… “no son factores que ayuden. Todo esto no ayuda para nada a que el sector taurino en Cataluña, concretamente a las Terres de l’Ebre, pueda tirar adelante de una manera fácil. Si se mantienen es porque hay una gran cantidad de aficionados que lo hacen posible y que defienden la fiesta de los toros”, le interrumpo para preguntarle quién tiene responsabilidades; “Es evidente que hay una presión anti taurina muy importante pero también lo es que esta está avalada por alguno de los partidos políticos que hoy están gobernando en Cataluña. Son estos partidos políticos los que están en contra de la fiesta de los toros en Cataluña, y no solo lo están de las corridas de toros, sino también de los toros en las calles”; Le vuelvo a cortar para que me diga lo que tenemos que hacer ante todo esto “seguir luchando y defendiéndolo de la mejor manera posible. Los toros son nuestra tradición, nuestra cultura. Así que la mejor arma es seguir celebrando toros en nuestras fiestas y que sigan siendo unos de los actos principales. Espero que de esta forma se den cuenta, los de Barcelona y los que no son de Barcelona, los políticos del parlamento y todo el mundo, que las Tierras del Ebro y Cataluña son taurinas”. 

Otro tema polémico en el sur de Cataluña es la prohibición de poder hacer tientas a dos ganaderías legendarias de Alfara de Carles, como son la de Rogelio Martí y la de Mur, por parte de un juez de Barcelona. Les han quitado su fuente principal de ingresos. No sabemos si todo este acoso y prohibición de hacer capeas también le ha influenciado a la hora de vender

 

“La verdad es que sí”, admite el ganadero, “Que tengas que hacer una capea o una tienta escondiéndote para que no te denuncien, como si hubieras matado a alguien, es una presión añadida. Creo que son actividades propias de la ganadería que se han hecho toda la vida y que sirven para seleccionar a los animales que son aptos y no, por la tanto es ilógico que se prohíban. Esto se ha prohibido porque detrás hay unas presiones y unos intereses de estos que se consideran animalistas. Y aquí no hay nadie que ame más a los animales que los propios ganaderos o los aficionados”. Estos ganaderos de Alfara han tenido que matar y reducir sus cabezas, para poder seguir con la explotación, ya que sin ingresos es muy difícil poder mantener una explotación de toro bravo. Un poco raro es que los que se hacen llamar defensores de los animales, con estas medidas y presiones lo que realmente estén provocando sea la desaparición de ganaderías. “En Alfara hay 3 ganaderías de bravo, una es joven y las otras 2 muy antiguas, incluso han lidiado novilladas en la Monumental de Barcelona. De estos 2 últimas y espero que me equivoque, si la cosa no cambia y no se levantan las medidas cautelares impuestas por el juez de Barcelona que las aplicó de una forma rápida y contundente, les veo un futuro muy negro.” Moises Fabra sigue: “En la actualidad sus mayores fuentes de ingresos eran las capeas y tientas que hacían para los turistas, por lo tanto si esto se lo prohíbe… En poco tiempo puede pasar que dos o tres ganaderías más de nuestra zona hayan cerrado las puertas”, -se detiene un momento y dice: “Parece que estos que se hacen llamar animalistas o defensores de los animales, lo que en verdad quieren es que se elimine o extermine la raza del toro bravo; si se sigue así será inviable criarlos, quizás tendríamos que cambiarles el nombre y llamarles los exterminadores de animales.”

Mantenerse en segundo plano, después de todo lo vivido, será difícil. Des de detrás la barrera los toros se ven mejor, se puede defender mejor la fiesta “ahora sí que puedo decir todo lo que pienso. Antes no podía decirlo porque esto podía cerrarme alguna puerta”. Y ya que responde esto, es lógico que le preguntamos por los culpables de la situación actual “En gran parte, del parlamento de Cataluña; cada uno debería asumir sus responsabilidades y sus culpas”. Es curioso que cargue tanto contra los políticos cuando él es alcalde de Xerta con las siglas del PSC,un partido que no ha querido mojarse en el tema taurino “El partido que yo represento, el PSC, dejó el voto libre en el Parlamento de Cataluña en el tema de la prohibición de las corridas de toros”. En este tema es habitual que los políticos digan una cosa en las tierras del Ebro, pero que su discurso cambie cuando se van a Barcelona “Lo que tengo claro es que el PSC en las tierras del Ebro sí que defiende a los toros, otra cosa ya es lo que consideren la mayoría de componentes del Parlamento del PSC. Yo como el secretario general de mi partido, Pere Navarro, no era partidario de los toros y el partido no mostró una postura clara en favor”, recordar que en aquella votación el PSC dejó el voto libre y esto provocó que muchos parlamentarios votaran en contra de los toros “me indigne mucho y causé baja en la afiliación de mi partido en enero de 2013. Por lo que no pertenezco a esta organización política como militante”. Un hecho extraño en esto de la política en que lo más habitual es: donde dije digo, digo diego. “Si todos los representantes políticos del territorio hubieran hecho lo mismo que yo, dejar de ser militantes y decir que seguramente no me volvería a presentar en las próximas elecciones municipales con las mismas siglas si no mostraban un apoyo claro a la fiesta de los toros, otra gallo cantaría. Este ejemplo sólo lo hemos seguidos dos alcaldes del PSC, el de Alfara de Carles y yo”. El ganadero vuelve a recalcar: “Si no hay una postura clara y se defiende la fiesta de los toros, no nos presentaremos con las siglas del PSC”.  Seguimos con el tema político: “No sé qué harán los de Convergencia y Esquerra Republicana, que tan taurinos se consideran en nuestras tierras, pero que a la hora de ir a Barcelona al Parlamento ya no lo son”, aquí se dice una cosa pero cuando se va a Barcelona las cosas cambian, Moises sigue “Veremos qué medidas toman al respecto y si siguen con el ejemplo.  Yo animo a todos los representantes políticos de nuestras tierras a seguir los mismos pasos que el alcalde de Alfara de Carles y el de Xerta y mostrar una postura contraria a la del partido por estos no mostrarse claros, claros, claros a favor de los toros”. Se le nota que este tema le tiene preocupado y prosigue: “Hay partidos que han mostrado su claro rechazo a la fiesta de los toros, correcto”, coge aire y exclama para repetir: “¡pero es que aún hoy hay partidos que en las tierras del Ebro dicen que son taurinos, en cambio en el parlamento de Barcelona han mostrado claramente su rechazo a los toros!”. Esto es dar vueltas al mismo lugar, lo importante es que se vuelvan a celebrar corridas en plazas tan importantes como la Monumental de Barcelona o la de Tarragona “Lo de volver hacer corridas de toros en Barcelona o Tarragona lo veo muy complicado, es muy difícil que se vuelvan abrir estas dos grandes plazas de toros, no sólo para hacer corridas, sino también para hacer cualquier otro tipo de espectáculo taurino en ellas”. 

Afirmación preocupante la de Moises Fabra. El futuro en las tierras del Ebro no es que sea de color de rosa, pero aquí la cosa es diferente. “Si los propios aficionados dignificamos la fiesta, y no sólo habla del aspecto económico, un ganadero hace 30 años cobraba como una orquestra y en la actualidad mejor ni decirlo lo que cobra, sino también del tema responsabilidad; Creo que por mucho que quieran, no podrán acabar con la fiesta de los toros”. Los aficionados y la población juegan un papel muy importante, pero es duro tener que estar siempre luchando para conservar lo que es tuyo. “Hay 2 cosas muy importantes para que esto continúe, una es que se page a los ganaderos como es merecido, para que estos puedan alimentar bien a sus animales y estén en condiciones, los precios actuales son de chiste. Si un pueblo no puede hacer 6 tardes de toros, pues que haga 4, pero en condiciones. Si no nos concienciamos de esto, mal vamos”, el ganadero sigue: “Y la otra cosa es que los organizadores a aquellos ganaderos que no tengan bien presentados sus animales o en buenas condiciones sanitarias, no habrían de permitirles hacer toros en su pueblo”, se detiene un momento y coge aire para terminar, “Si estas dos cosas se consiguen de forma conjunta, creo que podemos ser más fuertes ante los anti taurinos y delante de la propia administración y tirar adelante la fiesta de los toros”. El ganadero es muy optimista.Si sólo se han de conseguir dos cosas para que la fiesta de los toros siga, pero no creo que sea tan fácil conseguirlo. Cosas que parecen lógicas, como hacer tientas, están prohibidas, uno ya no sabe que pensar. “Creo que el caso judicial de los ganaderos de Alfara de Carles sí que se puede arreglar. La Ley española lo dice muy claro y regula todo lo relacionado con las tientas. Son actividades propias de la ganadería y sirven para seleccionar los animales de la explotación”. Continua con su exposición el ex ganadero de l’Assut y se centra en las medidas cautelares contra las ganaderías de Alfara de Carles y en aspectos que viene bien recordar: “lo más lógico es que se levanten. Es evidente que estos ganaderos deben de ser indemnizados por parte de la administración por haberse aplicado unas medidas durante tanto tiempo que están causando unos perjuicios súper importantes a estas ganaderías, económicamente hablando, están sufriendo un desgaste muy fuerte. Se les ha de regenerar su situación inicial”. El ganadero sigue y nos aporta información sobre quien hay detrás de esto: “detrás de esto hay dos personas, una es la Magda Oranich. Son del entorno de una formación política que está gobernando actualmente en Cataluña. Estas dos personas son las que denunciaron todo lo relacionado con las capeas y tientas y que pidieron estas medidas cautelares a un juzgado de Barcelona”.

Moises ha vivido la fiesta des de muchos puntos de vista, primero como aficionado, después como ganadero y más tarde también como alcalde y organizador de festejos. Uno se pregunta quién es más responsable de que hayamos llegado a la actual situación. “La verdad que los que más pueden hacer son los políticos en el parlamento, pero como es un tema problemático, pues nadie quiere tocar nada de como esta, mejor no marear la perdiz”. Puntualiza el ganadero: “Se hizo una ley para regular los toros en la calle, pero sin utilizar el sentido común. Si se aplicara el sentido común en todas las medidas, no hace falta nada más.” Los aficionados taurinos no quedaron contentos con la Ley porque vieron que se hacía con prisas y al final quedó como un parche. “El tema sancionador pienso que  no debería señalar tanto a los organizadores ya que ellos son los primeros que quieren que todo salga perfecto y no haya errores, pero son festejos con animales y todo puede pasar, por eso hay ambulancias, seguros, etc.” Otro aspecto que matiza Moises Fabra es que: “Los veterinarios están abusando con el precio que cobran por cada espectáculo taurino, son desorbitados, no tienen competencia ya que el parlamento sólo autoriza al colegio de veterinarios y estos se aprovechan, lo pagamos los organizadores”. La conversación sigue con los puntos de la Ley, los comentamos y nos detenemos en el tema de las sanciones “Siempre he dicho que cuando hay Ley, hay sanciones”, pero este punto los anti taurinos lo han aprovechado para hacer denuncias sin ningún tipo de argumento. “Si las cosas se hacen como dios manda, por mucho que te acusen, no pueden hacerte nada. Otra cosa es que debido al abuso de estas denuncias, que no son ciertas”, el ganadero remarca mucho esto, “se demuestra que no son ciertas estas denuncias. Aquí lo que sería lógico es que nosotros después pudiéramos denunciar a esta gente por falsificación de denuncias o de acusaciones. Esto deberíamos empezar a mirarlo, jurídicamente, los aficionados a los toros para ver cómo hacerlo”.

Por todo lo hablado Moises tiene claro que su etapa como ganadero ha terminado y que su tren era este que ha cogido. Una década de esfuerzos y sacrificios da para muchas vivencias “Evidentemente siempre hay cosas buenas y cosas malas. Siempre te sueles quedar con lo bueno. Tema animales me quedaría con “Primoroso” para el toro en cuerda, en cuanto a vacas “Pinta”, “Nervioseta” y la “Número 15”, en cuanto a toros embolados me quedo con el “Moro”; y lo más positivo, pues todas las amistades que he podido hacer en estos diez años.” No hace ni un día que se ha embarcado el último lote de toros, en la finca sólo queda un cabestro, que pronto también se marchará. El futuro será distinto, todo tiene su tiempo y una ganadería te resta mucho, el cambio de vida será evidente, “La verdad es que sí que se ha notado. Al ir reduciendo cabezas ya no tenía que pasar tantas horas en la finca. Lo  primero que he notado ha sido una tranquilidad laboral, pero también ¡una tranquilidad de bolsillo! Exclama el ganadero; “económicamente lo notaré mucho, porque ya no ha de volver a venir el recibo del pienso o el de la paja o el de los veterinarios”. Y con la tranquilidad que le caracteriza concluye: “Ahora me quedará una gran tranquilidad y espero que algún día este mundo de la ganadería sea más fácil y sencillo para los que vengan.”

 

 

Esperamos que esto sea un punto y seguido en su vida taurina. Des de Amigos del Encierro le damos las gracias por dedicarnos su tiempo y le deseamos suerte en su nueva etapa.

E.A.M. amigosdelencierro.es

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    LAUREANO (jueves, 03 abril 2014 20:21)

    PUES MOISES Y MARTIN TODO LO QUE PASA EN CATALUNA LO ESTAN BUSCANDA AQUI EN FRANCIA PERO EN CADA VEZ QUE HAY UNA CORRIDA VIENE GENTE FORASTERA ESTRANGERA PARA HACER MANIFESTATIONES PERO POR EL MOMENTO NO LLEGAN A NADA PERO COMO LOS HOMBRES POLITICOS BUSCAN SUS SITIOS HAY QUE ESPERAR QUE DE AQUI UNOS ANOS PASE IGUAL Y DESPUES QUE NO DIGAN QUE ESTAMOS EN DEMOCRACIA. CORAGE Y A SEGUIR MAS FUERTE RECUERDOS DE UNOS MOMENTOS PASADOS ALLA

  • #2

    Guillem Pedrola (viernes, 04 abril 2014 10:18)

    Una de las mejores ganaderias de Catalunya i se va a la mierda por culpa de uns incompetentes... bah.... Moises moltissimes gracies per tants de moments viscuts a la ganaderia. La capea de despedida va ser lo millor de tot en diferencia, lo discurs molt emotiu, pero saps i de sobres que estire per a tot, que aqui tens un amic on compartir mes moments taurins on sigue, i que t' animara sempre:)

Amigos del Encierro

Asociación cuyo objetivo es dar a conocer y potenciar la difusión, de lo que más nos gusta

"El Encierro"

Portafolio

Nuestros artículos están enfocados básicamente en el Toro, para todo aquel que se siente orgulloso de lucir sin ningún reparo, que es Taurino y siente la Fiesta. 

 

Contacto

 

Teléfonos:

626 042 226   

616 476 153

amigosdelencierro@gmail.com